Anotaciones de un cuenta cuentos

Desde Venezuela el Autor ANÍBAL RODRÍGUEZ: “Reencontrando la palabra en el cuerpo la voz y el espacio”

Estas apreciaciones expuestas aquí, no pretenden ser un método, ni siquiera un concepto acerca del oficio del narrador oral de cuentos o historias, son los aportes de un proceso vivencial, a lo largo de los años, son las conclusiones personales que quiero compartir, para que el lector las considere, las medite y tome de estas experiencias las cosas que se adapten a sus propuestas y faciliten un poco más el camino trazado por usted en lo referente a la narración oral.

De cómo un cuenta cuentos se vuelve palabra

Pero el cuenta cuentos no imita, no copia, todas las herramientas y técnicas aprendidas, la incorpora a su experiencia personal, aprende para él; busca entenderse en su nueva dimensión, comienza a comprender su cuerpo, su voz, el espacio, por eso, un narrador oral de cuentos es una persona totalmente consciente de ese acto que aprendió por sí solo. El que narra oralmente, sabe lo que dice, sabe como decirlo y se escucha así mismo, conoce su cuerpo al desplazarse y narrar, mira al quien le cuenta, para recibir del público la energía necesaria la cual pasa a ser la motivación principal, en ese momento, la historia narrada oralmente y la voz queda rezagada a un segundo plano, ya solo importa mantener la atención del público, es así como un cuenta cuentos se vuelve palabra, y lo que narra es lo que se ve y se siente en el espacio, como si de pronto nadie mira a una persona contado una historia sino, imágenes que se reproducen en las mentes de todos, inducidas por la voz y las palabras manipuladas conscientemente por un cuenta cuentos.

Deja un comentario